domingo, 7 de octubre de 2012

Equinoccio de otoño en la Catedral de Cuenca (España)

Equinoccio de primavera en la Catedral de "Santa María" de Cuenca (España)
   
 
(Equinoccio) El equinoccio es la fecha en la que el sol sale exactamente por el este. Cuando se produce, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el ecuador, y el día dura lo mismo que la noche.
Triforio a la puesta de sol en el equinoccio de otoño

 La Semana Santa cristiana comienza el primer domingo después de la primera Luna llena posterior al equinoccio (por eso es una fecha variable).
En los equinoccios de primavera (21 de marzo) la luz atraviesa las vidrieras siendo marcadas por la iconografía del momento, Semana Santa, con un doble simbolismo, reflejándose la tristeza de la muerte y el júbilo de la resurrección en el mundo multicolor del triforio, donde los ángeles de los órganos de la epístola y el evangelio marcan el principio de un camino hacia lo celestial, al tiempo que los ventanales y la tracería calada del triforio multiplica el color a lo largo del día y esta movilidad del efecto coloreado traduce la multitud de los estados interiores del alma en la Semana Grande de Cuenca.
Según las horas del día, los colores de las vidrieras se modifican y esta movilidad hace que el efecto coloreado producido, se traduzca en los estados múltiples que experimenta el alma. La luz solar filtrada por los vítreos tiene la suavidad de la gracia en el alma, la alegría serena de la confianza espiritual, la sutilidad de los contactos espirituales, al mismo tiempo que la fuerza o la energía del Espíritu.
José María Rodríguez González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada